Deudores diversos definicion contabilidad

Deudores diversos definicion contabilidad

Deudores y acreedores varios

En contabilidad, los recursos que posee la entidad y que tienen valor económico se definen como activos. Los activos pueden convertirse en efectivo o utilizarse para producir valor monetario o beneficios. Los activos se clasifican en activos corrientes y pasivos corrientes.

Los activos corrientes son el efectivo más otros activos que pueden convertirse en efectivo o consumirse dentro del año siguiente. Explore la definición y los ejemplos de activos corrientes, como las inversiones a corto plazo y las cuentas por cobrar, y aprenda a calcular los gastos pagados por adelantado.

Los libros de contabilidad, que se utilizan para registrar los asientos contables finales, y los planes de cuentas, que enumeran todas las cuentas de una empresa, son herramientas vitales de gestión financiera. Explora las definiciones, usos y tipos de libros de contabilidad y planes de cuentas, y descubre cómo se relacionan entre sí.

Dos elementos clave de la contabilidad son los débitos y los créditos. Comprenda estas piezas críticas de notación explorando las definiciones y propósitos de los débitos y créditos y cómo ayudan a formar los fundamentos de la contabilidad de doble entrada.

Ejemplo de deudores varios

El dinero es la línea de sangre de todas las actividades comerciales. Las empresas funcionan porque tienen tanto salidas como entradas de dinero. Sin embargo, los mercados competitivos hacen que, a menudo, los proveedores tengan que ofrecer un plazo de crédito a sus clientes para pagar los bienes adquiridos. Y esta tendencia está presente desde las grandes empresas hasta las diminutas tiendas Kirana. Cuando el mercado es así, casi todas las empresas son acreedoras y deudoras de algún otro negocio que afecta al balance de estas empresas. Por lo tanto, los acreedores y deudores son vitales para conformar el trabajo de una empresa y mantenerla en el mercado. En las transacciones comerciales, la venta y la compra de bienes o servicios son de suma importancia. Las personas u organizaciones que ofrecen sus bienes o servicios a crédito a sus clientes son, por lo tanto, consideradas acreedores diversos en los libros de la empresa que recurren a esa facilidad de crédito.

  Ejemplos de casos practicos de contabilidad

Los acreedores diversos son personas de las que una persona obtiene bienes o servicios a crédito. También son las empresas o los clientes a los que una empresa debe dinero debido a las facilidades de crédito utilizadas en los bienes o servicios para el desarrollo de la empresa. El lenguaje contable llama a estas empresas, clientes, partes, compañías, etc., Acreedores Diversos.

Deudores diversos en el balance

No pagar una deuda no es un delito. A excepción de los casos de quiebra, los deudores pueden priorizar el pago de sus deudas como deseen, pero si no cumplen con los términos de la deuda, pueden enfrentarse a multas y sanciones, así como a una disminución de su puntuación de crédito. Además, el acreedor puede llevar al deudor ante los tribunales por este asunto.

El término “deudor” se refiere tanto a los particulares como a otras empresas, bancos, compañías de préstamos, etc. Si alguien debe el pago de bienes o servicios prestados a una entidad o empresa, la persona que debe puede llamarse deudor.

En general, un deudor es un cliente que ha adquirido un bien o servicio y, por tanto, debe el pago a cambio al proveedor. Los clientes/proveedores se denominan deudores/acreedores a efectos contables.

El término “deudor” no sólo se refiere a un cliente de bienes y servicios, sino también a alguien que ha pedido dinero prestado a un banco o prestamista. Por ejemplo, si pides un préstamo para comprar tu casa, entonces eres un deudor en el sentido de prestatario, mientras que el banco que tiene tu hipoteca se considera el acreedor.

  Estado de resultados contabilidad basica

Deudores diversos en el balance de comprobación

No es un delito dejar de pagar una deuda. Salvo en determinadas situaciones de quiebra, los deudores pueden priorizar el pago de sus deudas como quieran, pero si no cumplen con los términos de su deuda, pueden enfrentarse a tasas y penalizaciones, así como a un descenso en su puntuación de crédito. Además, el acreedor puede llevar al deudor a los tribunales por este asunto. Esto puede dar lugar a embargos o gravámenes.

Los acreedores son lo contrario de los deudores. Los acreedores son los que conceden créditos a los deudores. Los acreedores, al igual que los deudores, pueden ser una persona o una entidad. Los acreedores también pueden ser empresas que proporcionan suministros. En el caso de que una empresa ofrezca suministros o servicios y acepte el pago en un momento posterior, está actuando como acreedor.

En Estados Unidos, las prisiones de deudores fueron relativamente comunes hasta la época de la Guerra Civil, momento en el que la mayoría de los estados comenzaron a eliminarlas. En la actualidad, los deudores no van a la cárcel por deudas de consumo impagadas, como tarjetas de crédito o facturas médicas. El conjunto de leyes que rigen las actividades de prácticas de cobro de deudas, conocido como Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas (FDCPA), prohíbe a los cobradores amenazar a los deudores con la cárcel. Sin embargo, los tribunales pueden enviar a los deudores a la cárcel por el impago de impuestos o la manutención de los hijos.

porErnesto Villalba Gutiérrez

Ernesto Villalba Gutiérrez, asesor financiero.

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad