Objetivo general del departamento de contabilidad

Objetivo general del departamento de contabilidad

Objetivos de contabilidad para 2021

El departamento de contabilidad de cualquier empresa desempeña un papel importante en la gestión del dinero, la recopilación de pagos y el cobro de cuentas por cobrar, el pago puntual de las facturas y la garantía de que la empresa mantiene un valor patrimonial positivo. Los contables suelen establecer metas y objetivos para todo el departamento con el fin de garantizar que la empresa realice las mejores prácticas contables posibles en cada momento. Estos objetivos y metas pueden variar en cada empresa.

Un sistema contable es un conjunto organizado de procesos, procedimientos y controles contables informatizados y manuales creados para recoger, registrar, clasificar, resumir e interpretar datos financieros precisos y fiables para la toma de decisiones por parte de la dirección. Los principales objetivos de un sistema contable son prevenir y detectar el fraude, el despilfarro y el robo y generar estados financieros para los gestores, los acreedores y los prestamistas.

Trabajar como contable significa que ayudarás a tu empleador a mantener las cuentas financieras de la empresa. Independientemente del tipo específico de contabilidad para el que te contraten, se espera que tengas un alto nivel de información sobre las operaciones financieras de tu empleador. Para obtener estos conocimientos, tendrás que hacer un seguimiento de las transacciones financieras en los balances, las cuentas de pérdidas y ganancias y el libro mayor. Tu capacidad de análisis te ayudará a descubrir dónde han comenzado las discrepancias contables.

  Que es cargar y abonar en contabilidad

Ejemplos de metas y objetivos del departamento de contabilidad

La contabilidad es importante para los propietarios de pequeñas empresas, ya que ayuda a los propietarios, gerentes, inversores y otras partes interesadas en la empresa a evaluar el rendimiento financiero de la misma. La contabilidad proporciona información vital sobre los costes y los ingresos, los beneficios y las pérdidas, los pasivos y los activos para los procesos de toma de decisiones, planificación y control de una empresa.

El objetivo principal de la contabilidad es registrar las transacciones financieras en los libros de cuentas para identificar, medir y comunicar la información económica. Además, las agencias de información fiscal exigen que se lleven libros con un nivel mínimo de seguimiento de los ingresos y los gastos.

La función principal de la contabilidad es mantener un registro sistemático, preciso y completo de todas las transacciones financieras de una empresa. Estos registros son la columna vertebral del sistema contable. Los propietarios de la empresa deben poder recuperar y revisar las transacciones siempre que sea necesario.

Un componente importante de la gestión empresarial, el presupuesto y la planificación permiten a las empresas planificar con antelación previendo las necesidades y los recursos. Esto ayuda a la coordinación de los diferentes segmentos de una organización.

Objetivos del departamento de contabilidad

En la contabilidad financiera, las empresas tienen dos formas básicas de estructurar la política contable de su negocio. Las empresas que cotizan en bolsa deben utilizar el método de contabilidad de devengo, que está normalizado en los principios de contabilidad generalmente aceptados (GAAP).  El método del devengo informa de los ingresos a medida que se devengan, en lugar de cuando se reciben, y los gastos se informan a medida que se incurre en ellos, en lugar de cuando se pagan. Muchas empresas privadas también utilizan los PCGA, pero no están obligadas a hacerlo. Las empresas privadas también tienen la opción de utilizar el método de contabilidad de caja.

  Como hacer un asiento de cierre en contabilidad

En un sentido práctico, el principal objetivo de la contabilidad financiera es preparar con precisión las cuentas financieras de una organización para un periodo específico, también conocidas como estados financieros. Los tres estados financieros principales son la cuenta de resultados, el balance y el estado de flujos de efectivo.

Los estados financieros de una empresa tienen varios objetivos. Proporcionan información importante a los accionistas y a los acreedores de préstamos, lo que puede ayudar a mejorar el interés de la inversión. Los estados financieros son utilizados internamente por la dirección para gestionar tanto las operaciones actuales como las actividades futuras de la empresa. Los estados financieros también proporcionan información para que todo tipo de inversores preparen un análisis utilizando tendencias, ratios y comparaciones del sector.

Ejemplo de plan de acción para el departamento de contabilidad

Un departamento de contabilidad de éxito es aquel que funciona con la misma rapidez que cualquier otro departamento de la empresa, pero también el que proporciona a los responsables de la toma de decisiones datos financieros precisos sobre su negocio. Más que llevar un registro o escribir cheques, un departamento de contabilidad de éxito es aquel que proporciona la información financiera en tiempo real necesaria para operar en el competitivo mercado actual.

Los departamentos de contabilidad de éxito reúnen la información financiera clave de manera oportuna. En los tiempos que corren, se puede acceder a la información transaccional de forma casi instantánea e incorporarla rápidamente al sistema contable.

  Cuentas de patrimonio neto contabilidad

Sin un conocimiento financiero actualizado, no se puede confiar en la exactitud de los presupuestos y otras acciones de previsión financiera. Además, una información financiera desactualizada puede hacer que la inversión o la toma de decisiones sea una propuesta arriesgada. Una cosa es enterarse de que los planes superan el presupuesto, y otra muy distinta es enterarse de que un cheque rebota en la tecnología o el servicio en el que se está invirtiendo.

porErnesto Villalba Gutiérrez

Ernesto Villalba Gutiérrez, asesor financiero.