Quien paga la hipoteca en caso de fallecimiento

Quien paga la hipoteca en caso de fallecimiento

qué ocurre con una hipoteca cuando alguien fallece sin testamento

Dado que cada estado tiene normas diferentes sobre cómo se transfiere el título, ya sea por testamento o por sucesión, es importante hablar con un abogado y determinar las leyes de su estado y lo que debe hacer en función de la forma en que desea que su sucesor tenga el título.

En caso de que tenga un cónyuge superviviente, la ley federal le permite hacerse cargo de la hipoteca, en lugar de pagar el saldo total a la compañía hipotecaria, siempre que pueda demostrar su capacidad financiera y su solvencia.

Los herederos son aquellos que pueden recibir dinero en virtud del testamento, pero no tienen poder sobre la herencia o la venta de los bienes. Por lo general, estas personas son miembros de la familia o alguien que el cliente había enumerado como beneficiarios en un testamento.

Se designa a un albacea para que administre la herencia y se asegure de que se paguen todas las reclamaciones y de que los bienes restantes vayan a los herederos. Debido al poder que tiene un albacea, éste puede consultar con los herederos sobre la herencia o la venta de los bienes, pero no está obligado a hacerlo. El albacea tiene la máxima autoridad para tomar las decisiones finales relativas a la herencia.

qué ocurre con la hipoteca cuando fallece el cónyuge

Dado que cada estado tiene normas diferentes sobre cómo se transfiere la titularidad, ya sea por testamento o por sucesión, es importante hablar con un abogado y determinar las leyes de su estado y lo que debe hacer en función de la forma en que desea que su sucesor tenga la titularidad.

En caso de que tenga un cónyuge superviviente, la ley federal le permite hacerse cargo de la hipoteca, en lugar de pagar el saldo total a la compañía hipotecaria, siempre que pueda demostrar su capacidad financiera y su solvencia.

Los herederos son aquellos que pueden recibir dinero en virtud del testamento, pero no tienen poder sobre la herencia o la venta de los bienes. Por lo general, estas personas son miembros de la familia o alguien que el cliente había enumerado como beneficiarios en un testamento.

Se designa a un albacea para que administre la herencia y se asegure de que se paguen todas las reclamaciones y de que los bienes restantes vayan a los herederos. Debido al poder que tiene un albacea, éste puede consultar con los herederos sobre la herencia o la venta de los bienes, pero no está obligado a hacerlo. El albacea tiene la máxima autoridad para tomar las decisiones finales relativas a la herencia.

qué ocurre con un préstamo para vivienda si el prestatario fallece filipinas

Un administrador es alguien que se encarga de gestionar una herencia en determinadas circunstancias, por ejemplo, si no hay testamento o los albaceas nombrados no están dispuestos a actuar. Un administrador tiene que solicitar cartas de administración antes de poder ocuparse de una herencia.

Si parece que no hay suficientes activos en la herencia para cubrir los impuestos pendientes, los gastos, las facturas y otras obligaciones, debe buscar el asesoramiento de un abogado. La administración de una herencia insolvente puede ser complicada.

Dependiendo del lugar en el que vivía la persona que ha fallecido, es posible que pueda informar a varios servicios de la administración sobre el fallecimiento en un solo contacto utilizando el servicio “Tell Us Once”. Para más información sobre este servicio, consulte el apartado Qué hacer después de un fallecimiento.

Si tiene que comunicar el fallecimiento al Ministerio de Trabajo y Pensiones (DWP), puede llamar por teléfono al Servicio de Decesos del DWP. Ellos pueden gestionar todas las prestaciones del DWP que se estaban pagando a la persona fallecida. También pueden comprobar si los familiares tienen derecho a alguna prestación. Para obtener más información sobre este servicio, consulte el apartado Qué hacer después de un fallecimiento.

¿hay que notificar la muerte a la compañía hipotecaria?

Entender lo que ocurre con sus deudas cuando fallece es una parte importante de la planificación patrimonial, y no es necesario ser rico para tener un patrimonio. Todo lo que usted posee y debe constituye su patrimonio. Para muchas personas, eso incluye una casa con una hipoteca.

La mediana de la deuda relacionada con la vivienda de un prestatario de 65 a 74 años con una primera hipoteca, un préstamo con garantía hipotecaria y/o una línea de crédito con garantía hipotecaria era de 100.000 dólares, según la Encuesta de Vivienda Americana de la Oficina del Censo de Estados Unidos en 2019, los últimos resultados disponibles. Para los propietarios de viviendas de 75 años o más, fue de 75.000 dólares.

Las leyes estatales y federales determinan lo que sucede con la casa y la hipoteca cuando el propietario muere. El propietario también tiene algo que decir, siempre y cuando haga alguna planificación patrimonial básica, como la creación de un testamento o fideicomiso, la designación de beneficiarios y posiblemente la compra de una póliza de seguro de vida.

Cuando uno fallece, todos sus pasivos y activos -incluida la casa- pasan a formar parte de su patrimonio, que alguien tiene que liquidar. Una parte importante de este proceso es hacer un inventario de todo lo que se posee y determinar con antelación quién se queda con qué entre los herederos y los acreedores.

  He terminado de pagar la hipoteca que debo hacer

porErnesto Villalba Gutiérrez

Ernesto Villalba Gutiérrez, asesor financiero.

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad