Niñas quemadas en guatemala hogar seguro

Niñas quemadas en guatemala hogar seguro

Niñas quemadas en guatemala hogar seguro

Dic 16, 2021 seguros por admin

Embajada española en guatemala

El incendio del orfanato de Guatemala de 2017 ocurrió el 8 de marzo de 2017, en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, en San José Pinula, Guatemala. Cuarenta y una niñas, de entre 14 y 17 años, murieron al producirse un incendio en el orfanato. Las niñas habían sido encerradas en un aula tras las protestas, los disturbios y un intento de fuga que se produjo el día anterior. Tras el incendio, tres funcionarios del gobierno -entre ellos el Secretario de Bienestar Social del país- fueron detenidos y acusados de delitos como homicidio culposo y negligencia.

Virgen de la Asunción tiene un largo historial de denuncias de abusos. En 2014, un contratista contratado por el hogar fue condenado por violar a una joven de 17 años con discapacidad mental[4]. Dos profesores han sido detenidos acusados de agresión sexual[5].

La Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala (PDH) recibió 45 denuncias de abusos entre 2012 y 2016. El 2 de noviembre de 2016, la PDH solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos la adopción de medidas cautelares, citando pruebas de maltrato por parte del personal y de una red de trata de personas que reclutaba niños en el hogar[6].

Frente popular 31 de enero

El incendio del orfanato de Guatemala de 2017 ocurrió el 8 de marzo de 2017, en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción en San José Pinula, Guatemala. Cuarenta y una niñas, de entre 14 y 17 años, murieron al producirse un incendio en el orfanato. Las niñas habían sido encerradas en un aula tras las protestas, los disturbios y un intento de fuga que se produjo el día anterior. Tras el incendio, tres funcionarios del gobierno -entre ellos el Secretario de Bienestar Social del país- fueron detenidos y acusados de delitos como homicidio culposo y negligencia.

Virgen de la Asunción tiene un largo historial de denuncias de abusos. En 2014, un contratista contratado por el hogar fue condenado por violar a una joven de 17 años con discapacidad mental[4]. Dos profesores han sido detenidos acusados de agresión sexual[5].

La Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala (PDH) recibió 45 denuncias de abusos entre 2012 y 2016. El 2 de noviembre de 2016, la PDH solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos la adopción de medidas cautelares, citando pruebas de maltrato por parte del personal y de una red de trata de personas que reclutaba niños en el hogar[6].

Incendio en el hogar del orfanato clea

En el interior, decenas de niñas puestas al cuidado del Estado guatemalteco yacían tiradas en el suelo ennegrecido. Cuarenta y una de ellas murieron. Fue una de las tragedias más mortíferas ocurridas en Guatemala desde el final de la guerra civil, hace décadas, y ocurrió dentro de un hogar para jóvenes en situación de riesgo que había sido colocado allí por el gobierno, supuestamente para su propia protección.

Ahora, casi dos años después, han comenzado los juicios contra los funcionarios públicos acusados de no haber evitado las muertes. Pero una revisión de más de dos docenas de expedientes de casos de víctimas y supervivientes -junto con entrevistas a familiares, empleados de la casa de acogida y funcionarios públicos- revela un patrón de denuncias de abusos físicos, psicológicos y sexuales en el centro que se remonta a años atrás.

Seis niños habían muerto previamente en el hogar administrado por el gobierno desde 2012 hasta 2015, en su mayoría por complicaciones prevenibles relacionadas con la salud, dijeron las autoridades. Las autoridades también están investigando 25 episodios de abusos denunciados en el año anterior al incendio.

Liveleak

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se produjo un incendio en un hogar estatal para niños y jóvenes en Guatemala, que causó la muerte inmediata de 19 niñas. Desde entonces, al menos otras 21 han muerto a consecuencia de sus heridas y muchas más siguen hospitalizadas.

Los supervivientes han relatado que el 7 de marzo varios jóvenes se fugaron del Hogar Seguro Virgen de la Asunción en un intento de escapar de las condiciones abusivas que se daban en su interior. Las denuncias de violencia sexual extrema, abusos físicos, abandono, tortura y trata de personas han sido documentadas durante varios años por organizaciones de derechos de la infancia y denunciadas ante la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala y en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Tras la fuga, se llamó inmediatamente a la policía para que detuviera a los jóvenes que se habían escapado. Cincuenta y dos chicas fueron entonces encerradas en una habitación; según una de las supervivientes, el grupo de adolescentes comenzó a amotinarse la mañana del 8 de marzo después de haber estado encerradas en la habitación toda la noche, sometidas a continuas agresiones verbales por parte de la policía al otro lado de la puerta, y de que se les impidiera salir para ir al baño. En protesta por la violencia sexual a la que se enfrentan a diario, se prendió fuego a un colchón en la habitación, incendiándola con las chicas dentro. A pesar de las súplicas mientras el fuego se extendía, la policía antidisturbios no abrió la puerta cerrada ni se movió para permitir la salida de las chicas. El número de víctimas mortales se eleva ahora a al menos 40 adolescentes, de entre 12 y 17 años.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad