Las subvenciones hay que devolverlas

Las subvenciones hay que devolverlas

Las subvenciones hay que devolverlas

Dic 14, 2021 subvenciones por admin

Lista de subvenciones gubernamentales 2021

Una subvención o incentivo gubernamental es una forma de ayuda o apoyo financiero que se concede a un sector económico (empresa o individuo), generalmente con el objetivo de promover la política económica y social[1] Aunque normalmente se concede desde el gobierno, el término subvención puede referirse a cualquier tipo de apoyo, por ejemplo, de las ONG o como subvenciones implícitas. Las subvenciones adoptan diversas formas: directas (subvenciones en efectivo, préstamos sin intereses) e indirectas (exenciones fiscales, seguros, préstamos a bajo interés, amortización acelerada, descuentos en el alquiler)[2][3].

Una subvención a la producción anima a los proveedores a aumentar la producción de un determinado producto compensando parcialmente los costes o las pérdidas de producción[4] El objetivo de las subvenciones a la producción es ampliar la producción de un determinado producto de forma que el mercado lo promueva, pero sin aumentar el precio final para los consumidores. Este tipo de subvención se encuentra predominantemente en los mercados desarrollados[3] Otros ejemplos de subvenciones a la producción son las ayudas a la creación de una nueva empresa (Enterprise Investment Scheme), a la industria (política industrial) e incluso al desarrollo de determinadas zonas (política regional). Las subvenciones a la producción son objeto de un debate crítico en la literatura, ya que pueden causar muchos problemas, como el coste adicional de almacenar los productos producidos de más, la depresión de los precios del mercado mundial y el incentivo a los productores para que produzcan en exceso, por ejemplo, un agricultor que produzca en exceso en función de la capacidad de carga de su tierra…

Subvención gubernamental

Una subvención o incentivo gubernamental es una forma de ayuda o apoyo financiero que se concede a un sector económico (empresa o individuo), generalmente con el objetivo de promover la política económica y social[1] Aunque normalmente se concede desde el gobierno, el término subvención puede referirse a cualquier tipo de apoyo, por ejemplo, de las ONG o como subvenciones implícitas. Las subvenciones adoptan diversas formas: directas (subvenciones en metálico, préstamos sin intereses) e indirectas (exenciones fiscales, seguros, préstamos a bajo interés, depreciación acelerada, descuentos en el alquiler)[2][3].

Una subvención a la producción anima a los proveedores a aumentar la producción de un determinado producto compensando parcialmente los costes o las pérdidas de producción[4] El objetivo de las subvenciones a la producción es ampliar la producción de un determinado producto de forma que el mercado lo promueva, pero sin aumentar el precio final para los consumidores. Este tipo de subvención se encuentra predominantemente en los mercados desarrollados[3] Otros ejemplos de subvenciones a la producción son las ayudas a la creación de una nueva empresa (Enterprise Investment Scheme), a la industria (política industrial) e incluso al desarrollo de determinadas zonas (política regional). Las subvenciones a la producción son objeto de un debate crítico en la literatura, ya que pueden causar muchos problemas, como el coste adicional de almacenar los productos producidos de más, la depresión de los precios del mercado mundial y el incentivo a los productores para que produzcan en exceso, por ejemplo, un agricultor que produzca en exceso en función de la capacidad de carga de su tierra…

Beneficios de las subvenciones

Las ayudas y subvenciones son ofrecidas por los gobiernos en varios niveles de gobierno (local, nacional, UE). Muchos tipos de organizaciones pueden optar a las subvenciones, como empresas, institutos de investigación, universidades, autoridades públicas y ONG.

En principio, las ayudas y subvenciones no tienen que devolverse al concedente, siempre que el beneficiario cumpla las condiciones contractuales. Sin embargo, las subvenciones y ayudas no cubren necesariamente todos los costes de un proyecto. Esto significa que la organización beneficiaria a menudo tendrá que conseguir otros medios para financiar su proyecto, ya sea con fondos propios o con el apoyo de un tercero, como un banco.

Aunque los términos «subvención» y «subsidio» suelen utilizarse indistintamente, cabe distinguirlos. Mientras que las subvenciones son pagos corrientes destinados a influir en los niveles de producción o en los precios, las ayudas son contribuciones financieras directas para actividades específicas que apoyan los objetivos políticos de la UE o del gobierno general.

Dado que la mayoría de los gobiernos han establecido objetivos para hacer su economía más circular, mitigar el cambio climático y mejorar la eficiencia de los recursos, existen muchos programas de subvenciones para empresas o proyectos con estos objetivos:

Qué es una subvención en economía

Una subvención es un beneficio otorgado a un individuo, empresa o institución, generalmente por el gobierno. Puede ser directa (como los pagos en efectivo) o indirecta (como las exenciones fiscales). La subvención suele concederse para eliminar algún tipo de carga, y a menudo se considera que es de interés general, ya que se concede para promover un bien social o una política económica.

Una subvención suele ser una forma de pago -proporcionada directa o indirectamente- a la persona o entidad comercial que la recibe. Las subvenciones suelen considerarse un tipo de ayuda financiera privilegiada, ya que disminuyen una carga asociada que antes se imponía al receptor, o promueven una acción concreta al proporcionarle apoyo financiero.

Las subvenciones tienen un coste de oportunidad. Consideremos de nuevo la subvención agrícola de la época de la Depresión: tuvo efectos muy visibles y los agricultores vieron aumentar sus beneficios y contrataron más trabajadores. Los costes invisibles incluían lo que habría ocurrido con todos esos dólares sin la subvención. El dinero de los subsidios tuvo que ser gravado con los ingresos individuales, y los consumidores se vieron afectados de nuevo cuando tuvieron que hacer frente a precios más altos de los alimentos en la tienda de comestibles.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad